jueves, 26 de enero de 2017

Teatro: El intercambio (Por Jaume)



Sinopsis:

Eva ha decidido obsequiar a su esposo, Jaime, con un intercambio de parejas para celebrar sus veinte años de matrimonio, y de paso, oxigenar un poco la relación. Lo que en principio se contempla como una velada excitante y divertida, se convertirá en una auténtica pesadilla.

El intercambio es una comedia rotunda, plagada de gags visuales y verbales. Todos los personajes exhiben una extraordinaria singularidad, que cuando se mezclan, provoca un coctel explosivo. Se trata de una pieza que destaca por su sencillez, que no por su simplicidad. A priori, no ocurre nada trascendental. Es la sucesión de situaciones, que desde un punto de vista estadístico son altamente improbables, pero no imposibles, lo que provoca atracción, sorpresa e hilaridad en el espectador, pero nunca despierta escepticismo ante lo inverosímil. 'El intercambio' conecta con el público a través de la empatía/compasión que transmite la engorrosa coyuntura por la que transita el protagonista (sin merecerlo) durante toda la función.


Opinión personal:

La verdad, fui con una mezcla de sentimientos enfrentados, ya que el humor absurdo del cual presume la obra, en mi opinión suele ser muy difícil de manejarse para no resultar repetitivo, carente de gracia y robarle todo el sentido a la obra. La verdad es que supieron resolverlo magníficamente. Si bien, a lo largo de la obra se presentan una serie de situaciones un tanto estrafalarias, poco a poco el espectador va metiéndose dentro de ella y buscándole menos sentido para finalmente, redondearlo con una conclusión inesperada, con mensaje incluido.

Los personajes, que si bien no resultan especialmente atractivos o ingeniosos, llegan a ganarse al publico con la calidad de la interpretación de los actores. Ninguno de ellos flojea y, en general, hacen una actuación brillante todos. Teté Delgado y Gabino Diego son los más conocidos y los que interpretan a la pareja principal en la que se centra la obra y, pese a que por lo general no suelo ser muy fan suyo en el cine, no defraudan en el teatro.

En cuanto a la puesta en escena, sorprende la rapidez de los cambios de escenario e, incluso, como introducen a los tramoyistas como parte de la obra, pudiendo jugar con una variedad de escenarios sin cortar el ritmo de la trama.

Desde luego, una obra que merece la pena ir a ver si te apetece echarte unas risas tranquilamente.

Un abrazo,

Jaume

Reacciones:
This entry was posted in

6 comentarios:

  1. Pues qué bien saber que te ha gustado y que la recomiendas porque adoro el teatro.
    Me la apunto.
    Un besito guapa :)

    ResponderEliminar
  2. Hola! Tiene pinta de ser muy divertida aunque yo no creo que intercambiara, jajaja.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Que buena pinta tiene. Ojalá y tenga oportunidad de ver esta obra de teatro.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Los protas no me caen muy bien. Creo que se me haría pesada

    ResponderEliminar
  5. Con ese elenco dificil veo que no arranque risas. ¡A ver si llegan al norte!

    ResponderEliminar
  6. Interesante obra, como sabes no mes es posible ver este tipo de cosas por donde vivo pero parece entretenida para echar un rato.

    Besos =)

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...