Teatro: Desatadas



Intérpretes
Paz Padilla
Natali Pinot
Rocío Marín
Dirección
Félix Sabroso

Sinopsis: 

Desatadas es una comedia que se construye a partir de escenas independientes que poseen todas un fondo común, la mentira y la locura que tiñe todas las situaciones de la vida actual. La religión, el miedo a la soledad, el engaño en la pareja, la competitividad en el ámbito profesional, la crueldad familiar, el desamor y hasta la muerte o la locura. Tres actrices interpretan a ritmo trepidante diferentes situaciones metiéndose en la piel de distintos personajes que protagonizan situaciones reconocibles pero con un enfoque sorpresivo. Una comedia de tono ácido que parte de la realidad para dispararse hasta lo inesperado, donde la palabra es la herramienta esencial.


Opinión personal de María Pizarro:

¿Conocéis esa sensación que se tiene, cuando a un personaje televisivo se le coge cierta tirria? Eso me pasaba a mí con Paz Padilla. Creo que gran parte de la culpa lo tiene el programa de cotilleo que suele presentar. Por ese mismo motivo, cuando una amiga me recomendó que fuera a verla actuar, me costó bastante decirme. Pero para disfrutar del teatro, una persona debe ser abierta de mente y dejarse sorprender, para bien o para mal. 
A pesar de mi reticencia inicial, decidí ir a ver “Desatadas” al teatro Olympia de Valencia, y no solo no me arrepiento de haber ido, sino que me he reído como hacía mucho que no me reía.

El espectáculo comienza con la música que suena al inicio de la serie American Horror Story, por lo que ya captó mi atención, ya que soy una gran seguidora de esta serie. Seguidamente aparecen en escena las tres intérpretes (Natali Pinot, Rocío Marín y Paz Padilla) realizando una especie de danza sin sentido que muestra la locura del trío.
Los personajes se encuentran recluidas en un psiquiátrico, y cada una de ellas cuenta qué es lo que las ha llevado hasta ahí. 

Lejos de poder pensar que la obra se puede centrar en Paz Padilla, dado que en ella recae el mayor peso de los monólogos que son representados, Natali Pinot y Rocío Marín exprimen a sus personajes consiguiendo que el espectador sienta que también está loco, ya que comparte carcajadas con las actrices y todas ellas, en su mayoría, sin sentido alguno.
Vemos a Paz Padilla al más estilo de “ La Chusa” en la serie “La que se avecina”, e incluso se permite el lujo de salir de su personaje y hacer guiños sobre su trabajo en “Salvame” y todo lo que allí se suele cocer, ya sabéis, esa exposición constate de carroña a modo de buffet libre a la que llaman invitados que cuentan sus miserias, mientras los periodistas se pelean por el trozo más grande y jugoso. 

Increíble Paz Padilla y su capacidad de meterse en un puño a cada uno de los asistentes del recinto. Carente de vergüenza, muestra su mejor versión, donde es imposible no reírse a carcajadas con cada una de las ocurrencias de los diferentes personajes que en esta misma obra debe interpretar. Pero lo que sin duda cala más en la gente, es cuando improvisa hasta el punto de hacer reír a sus propias compañeras.
Obra para pasar un buen rato, donde el director Félix Sabrosa ha sabido elegir perfectamente a las interpretes de esta alocada comedia, y que bajo mi punto de vista se ha asegurado un éxito rotundo.


Tamara López

5 comentarios:

  1. Hola! me alegra que la disfrutaras más de lo que pensabas en un principio. Besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Me encanta Paz Padilla así que es una obra que, de pasarse por aquí, quiero ver. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. No soporto a la Padilla, esta obra no es para mi, definitivo
    Besos

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...