Teatro: Mis queridos monstruos



Sinopsis:

La  historia  comienza  en  un  país  donde  una  alocada  y  moderna  reina  tiene  prohibido  leer  e  induce  a  su  pueblo  a  ver  la  televisión.  Con  la  aparición  inesperada  de  unos  monstruos  (Drácula,  Frankestein  y  Hombre  Lobo)  todo  cambiará...  estos  simpáticos  personajes,  utilizando  una  divertida  trama  de  enredo  y  juego,  animan  a  los  niños  a  que  hagan  todo  lo  contrario:  leer  y  no  ver  la  televisión.

MIS  QUERIDOS  MONSTRUOS no  es  una  obra  ni  aterradora,  ni  terrorífica  ¡Qué  le  vamos  a  hacer!,  es  una  obra  de  humor,  esperpéntica  e  incluso  algo  loca.  Este  es  el  teatro.  Y  aquí  en  el  teatro  infantil,  en  este  espacio  escénico  donde  los  sueños  se  hacen  realidad,  hemos  querido  realizar  el  nuestro,  donde  los  niños,  padres,  abuelos,  maestros...  y  monstruos,  nos  ayudaran  a  gritar; ¡Nada  de  televisión  a  todas  horas,  que  el  pueblo  lea  y  piense! Entre  las  muchas  bondades  del  teatro  se  encuentra  la  de  divertir.  El  teatro  ofrece  la  singularidad  de  que  sus  personajes  son  reales,  vivos,  y  eso  ocurre  con  los  monstruos  de  la  obra,  que  aparecen  de  verdad,  de  carne  y  hueso,  no  para  que  tembléis  de  miedo,  sino  de  risa. 

Es  un  texto  “quitamiedos”  para  pasarlo  bien.


Opinión personal de El señor Darth:

El otro día acudí junto a mi familia a ver el espectáculo de Mis queridos monstruos, que se está representando por estas fechas de calabazas y brujas, en la Sala Tarambana de Madrid, concretamente ubicada en el popular, entrañable y castizo barrio de Carabanchel.

La obra, en mi opinión, es deliciosamente esperpéntica e, inevitablemente, me recuerda al programa La Bola de Cristal, siendo un espectáculo gamberro pero lo suficientemente moldeado para que puedan disfrutarlo tanto los adultos como los más pequeños.

Además, el trasfondo de esta representación es muy acertado, ya que en el fondo es un llamamiento a volver a la lectura en defecto del consumo constante y zombificador del uso del móvil o la televisión. 



Para ello, aparecen en escena tres personajes icónicos del género clásico de terror como Drácula, Frankestein o el Hombre Lobo, quienes realizan una divertidísima puesta en escena. Si esto fuera poco, la obra se ubica en un país ficticio y distópico gobernado por una malvada reina y su extraño consejero, que harán de las delicias de los más pequeños.

Lo que realmente valoro de esta función es la mezcla sincera con la que se han conformado todos los elementos utilizados, ya que posee un cariz muy popular con el que cualquier espectador se va a sentir muy cómodo, además de poseer un poso cultural y educativo obvio y relevante

Sin lugar a dudas, es una iniciativa más que interesante con la que disfrutar con los más pequeños de la casa en estas fechas. Sinceramente, reconozco que me siento muy cómodo dentro de espectáculos que buscan una cercanía y calidad con el público y con sus vecinos con quienes conviven en la misma zona.

También agradezco la labor y paciencia de los actores a la hora de hacerse fotos e interactuar con los niños, ya que estuvieron de diez.

Si tuviera que añadir algún punto negativo, sería la organización en relación a las entradas y la colocación de los asientos, ya que fue un poco caótica y agobiante.


Tamara López

3 comentarios:

  1. Tengo que llevar a mí chiquitina, lo pasaremos bomba 😊

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. Hola! Parece divertida. Gracias por la crítica.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Me encantan este tipo de obras divertidas y que hacen pasar un buen rato a la gente.Solo de ver la caracterización de los actores se ve que tiene muy buena pinta.

    Gracias!

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...