Entrevista a Cristina Gallego, compositora: `La música es fundamental´


En Chica Sombra hoy nos ponemos musicales, y es que vengo acompañada de toda una experta en instrumentos y notas. Cristina Gallego Fernández, una artistaza dedicada en cuerpo y alma a la música, nos habla hoy sobre su trabajo y la música hoy en día.

Antes de nada, darte la bienvenida a Chica Sombra. Cuéntame, ¿cómo es un día normal en tu vida?

En primer lugar, agradecer a Chica Sombra, y concretamente a ti, Cristina de la Torre, que me ofrezcáis este espacio y esta oportunidad para hablar acerca de mi música; y, cómo no, de la importancia de ésta en nuestros centros educativos; así como el papel que jugamos las mujeres en  este mundo. 
Un día normal en mi vida es un día sin parar. De lunes a viernes me levanto temprano, me voy al colegio en el que trabajo, por las tardes, normalmente (si no tengo exámenes que corregir o actividades que programar), me dedico a analizar, componer, escuchar música… Y, por último, siempre cierro mi día haciendo deporte y leyendo un buen libro antes de dormir. Los fines de semana, al tener más tiempo, puedo dedicarme a estudiar o a componer si durante la semana no ha sido posible y, cómo no, a disfrutar de este sol tan espectacular que sólo tenemos en Málaga.

Cristina, háblanos un poco de tu formación y a qué te dedicas dentro de este maravilloso arte que es la música.

Principalmente me dedico a componer (abro aquí un paréntesis si me lo permites). Normalmente, cuando digo la frase “me dedico a componer”, la mayoría de personas con las que hablo o que me conocen (a veces de años) piensan que compongo exclusivamente para piano por el hecho de tocar el piano. A mí estas conclusiones siempre me sacan una sonrisa. Creo que el hecho de dedicarse a la composición, en un ámbito más académico, para la mayoría de personas resulta algo desconocido y siempre que comparto con ellos y ellas estas impresiones me explican por qué han llegado a esa conclusión, y ya todos nos reímos. A raíz de esto te empiezan a preguntar “¿entonces compones para cualquier instrumento? ¿Y eso cómo es?”, y  me encanta descubrir ese interés y esa curiosidad al hablar con personas que no se dedican a la música. Así que, bueno, aclaro: no, no compongo sólo para piano, también compongo para cualquier tipo de instrumento o agrupación, y aprovecho este espacio para recordarlo una vez más, siempre desde el cariño (Risas).
Por otra parte, si me surge algún proyecto como pianista también me gusta hacerlo. Como ya he comentado antes, también me dedico a la enseñanza de la música (esta maravillosa asignatura) en un colegio público de educación primaria.
En lo que se refiere a mi formación, estudié composición en el Conservatorio Superior de Música de Málaga. Con anterioridad, cursé el Grado Profesional en la especialidad de piano.
De forma paralela, he compaginado siempre mi formación musical con la formación en el ámbito educativo, obteniendo la Licenciatura en Pedagogía y la Diplomatura de Magisterio.
Recientemente,  he finalizado un Máster, y actualmente continúo formándome en el ámbito de la composición a través de diferentes cursos y encuentros. Siempre me ha gustado mucho estudiar.

El pasado viernes 1 de febrero tuvo lugar un concierto de Banda de mujeres, coordinado por Susana Moya Rocher y dirigido por Silvia Olivero. Háblanos un poco de la función que tuvo este concierto y cuál fue tu aportación a dicho evento.

En primer lugar decir que fue un concierto magnífico y mágico, muy intenso y lleno de energía.
Este concierto, enmarcado dentro del programa de actividades de la Semana Cultural del Conservatorio Profesional de Música “Manuel Carra” de Málaga, pretendía visibilizar a la mujer en aquellos instrumentos en los que normalmente tenemos menor presencia. Prueba de ello, y tal y como comentó Silvia Olivero, su directora, al inicio del concierto, para poder conformar esta banda de mujeres fueron necesarias alumnas de los diferentes conservatorios de Málaga, además de profesoras y antiguas alumnas, y aun así no era una banda especialmente numerosa. Y es entonces, reflexionando acerca de este hecho, cuando se hace patente la necesidad de realizar este tipo de actividades académicas que invitan a la reflexión y conciencian y visibilizan un hecho aún no superado como el que se reivindicaba.

Con motivo de esta reivindicación, Silvia Olivero pensó en mi obra “Lilith”, para ser interpretada dentro de este marco. Asimismo, en el ámbito compositivo cabe decir que cada vez son más las mujeres que se animan a estudiar composición, pero sin ir más lejos, recuerdo que en mi promoción fuimos tan sólo dos alumnas las que nos decantamos por esta especialidad, y eso fue algo que en ciertos momentos hizo que viviese situaciones un tanto machistas.  La composición tradicionalmente ha sido también una carrera de mayoría masculina. Por fortuna, esto está cambiando y cada vez son más las alumnas que se deciden a estudiar composición.


¿Podrías describirnos un poco tu obra Lilith? ¿Qué significado tiene para ti?

Esta obra gira en torno al mito de Lilith. “Lilith” es una obra llena de significado, reivindicación y energía femenina. 
Esta obra representa la revelación de Lilith ante Adán, y su consiguiente huida del paraíso al creer en la igualdad entre hombres y mujeres, y no en la supeditación y subordinación de ella hacia Adán. 
Por ello, tras la huida de Lilith nace Eva, figura femenina que todos conocemos.
“Lilith” es por tanto una visión y lectura moderna de este mito llevado a la música. En esta obra he querido representar esta lucha a través de dos temas musicales contrastantes en tempo, timbres, carácter y ritmo, que a lo largo de toda la obra van evolucionando, siempre en una dicotomía y una imbricación de ambos. La personalidad enérgica y sensible de Lilith se muestra además en el color, la textura, el movimiento y la evolución de estos materiales que fluyen hacia la explosión de libertad que libera finalmente a Lilith de las cadenas del paraíso y la sumisión. 
Es una obra cargada de fuerza y significado. Fue la directora malagueña Silvia Olivero la que estrenó esta obra por primera vez con la Banda Municipal de Música de Granada, y la que consigue transmitir en cada concierto todo este significado y toda esta fuerza de Lilith. Es pura magia. “Lilith” ha estado desde el comienzo en sus manos, bajo su batuta.

Por otra parte, es muy interesante poder hacer llegar a través de la música este mito, desconocido para la mayoría. Es realmente maravilloso que escuchen mi obra, y posteriormente haya muchas personas que se acerquen a mí para decirme que no conocían la figura de Lilith, o que han buscado información acerca de ella, conectando así con el público a otro nivel, produciéndose un intercambio maravilloso y enriquecedor entre público, obra y compositora; llegando de esta manera a conocer una historia diferente a la de Adán y Eva, más revolucionaria y feminista. Es todo una satisfacción.

¿Crees que hay desigualdad para la mujer en el mundo de la música y el arte en general?

En términos generales creo que sí, que aún queda camino por recorrer para conseguir igualdad en la música, y en el arte en general entre hombres y mujeres, pero afortunadamente también creo que las cosas van cambiando poco a poco.
Personalmente, ya como compositora profesional he vivido alguna situación incómoda con respecto a este tema. A veces ser mujer y ser joven parece que no ofrece mucha seguridad a determinadas personas, ambos prejuicios (el del género y el de la edad) creo que siguen estando en nuestra sociedad y aún sobrevuelan en este mundo de la composición. Sin embargo ser hombre parece en ocasiones pesar más, y a ciertas personas les da una mayor seguridad. Esas ideas siguen estando ahí.

Siendo profesora de música, ¿cómo ves la enseñanza de las artes actualmente? ¿Crees que asignaturas como Música deberían tener más importancia en el sistema educativo? 

Como profesora de música compruebo y vivo día a día el hecho de que la música en nuestro país, y en nuestro sistema educativo no tiene el papel y la relevancia que merece. En los colegios, tal y como está planteada actualmente la legislación, los alumnos/as reciben a la semana 45 minutos de música, ¡¡45 minutos!!

Estos 45 minutos pueden quedar en media hora o menos, si tienes que desplazarte a un aula de música (eso si tienes la suerte de tener un aula de música en tu colegio), y cuando quieres acordar y estás inmersa en tus miles de actividades pensadas para la sesión, ¡es la hora de volver a la clase!. Realmente, bajo mi punto de vista, es vergonzoso.

Por supuesto, creo firmemente que la música juega un papel fundamental en el desarrollo psicológico, evolutivo, emocional y educativo de nuestros alumnos/as y desgraciadamente no tiene el lugar ni el respeto que esta asignatura merece. No hay conciencia de este hecho entre esas personas que desde arriba diseñan y hacen la ley.
Se ha demostrado que la música tiene propiedades terapéuticas y, sin embargo, aún en nuestros colegios ni se baraja la opción de trabajar la música en estos ámbitos. En todos los colegios existe un PT (pedagogo terapéutico) que trabaja con aquellos niños y niñas con diferentes características y necesidades, y creo que aquí la música tendría mucho que hacer y podría ser una herramienta para ayudar a muchos de nuestros alumnos y alumnas de una forma alternativa, colaborando en este ámbito.

Afortunadamente, cada vez más hay más profesionales concienciados con este hecho, y formados en este ámbito, que ofrecen a través de diferentes proyectos musicales propios estas alternativas que la música nos ofrece, así como otra forma más completa y activa de entender la educación musical.
Pero, desgraciadamente, esto aún no ha calado en las raíces de nuestro sistema educativo. Sin embargo, hay que destacar que somos muchas las maestras y maestros que soñamos y luchamos por cambiar esta situación, y dentro de nuestros 45 minutos de música a la semana hacemos malabares para conseguir todo esto de lo que hemos hablado, dándole a la música el espacio y la importancia que merece en nuestros colegios públicos.

Yo siempre utilizo la música para mis clases de inglés, así que no puedo estar más de acuerdo. Vamos ahora a ponernos un poco intensas, ¿qué es la música para ti?

La música para mí es un pilar fundamental en mi vida. Es algo que ha estado siempre ahí, de una forma u otra. Desde muy pequeña sentía la necesidad de expresarme a través de la música, ya fuese cantando, tocando algún instrumento, bailando, etc. Y fue mi madre la que se dio cuenta de esto y me abrió ese camino al apuntarme a clases de piano en la Escuela Municipal de Música de Benalmádena. 

A partir de ahí lo tuve muy claro: quería estudiar música. Y hoy día tengo la suerte de dedicarme profesionalmente a ella. Ha sido (y sigue siendo) un camino largo, lleno de obstáculos y muy intenso, pero gratificante a todos los niveles. Así que bueno, vivo por y para la música (como dice la canción de A. Bocelli).

¿Cuáles son tus principales influencias como compositora?

Supongo que más de las que soy capaz de identificar. Como compositores de referencia tengo a B. Bartok, G. Ligeti y W. Lutoslawski. 

En lo que se refiere al panorama compositivo actual, admiro y estudio con gran respeto a Kaija Saariaho y a José M. Sánchez-Verdú, que son mis grandes referencias. 

En lo que se refiere a mis composiciones, en la mayoría de mis obras trabajo con sensaciones y emociones que se materializan normalmente en un tipo de música textural, basada en la creación de diferentes sonoridades, jugando con diferentes tímbricas y texturas. De un tiempo hacia acá trabajo en torno a una idea interdisciplinar de la música, trabajando la imbricación de la música con las artes plásticas, concretamente con la pintura. 

Y, ya puestos, ¿qué estilos de música te gusta escuchar?

De todo. Más bien podría decirte qué me es más difícil escuchar, supongo que por falta de comprensión. Espero no ganarme enemigos/as, pero nunca he terminado de comprender el Heavy Metal, aunque es una música que respeto y me gustaría llegar a conocer. 

Por otro lado, un estilo de música que no escucho y no entiendo es el Trap, ahora que está tan de moda, hecho que no termino de comprender, pero eso sería un debate aparte, que daría para mucho desde un análisis musical y sociológico.

Pero bueno, fuera bromas, escucho mucha música “clásica” como popularmente se identifica o se conoce este género. Siento mayor predilección por la música orquestal y principalmente por obras de compositores como P.I. Chaikovski, I. Stravinski, L.van Beethoven o G. Mahler. J.S.Bach que nunca falta, y como no Liszt, Chopin y Rachmaninov en un ámbito más pianístico.

Saliendo de este tipo de música me gusta mucho la música en español, cantantes y grupos como Rozalén, el Kanka, SFDK, la Raíz, Extremoduro o Jarrillo Lata entre otros.

En cuanto a música en inglés me gusta mucho Queen, Bon Jovi, Imagine Dragons, Adele…Y una de mis cantantes favoritas es francesa, ZAZ, os la recomiendo.

También me gusta mucho la música latina y rompo una lanza favor de ella. Es un mundo aparte, es un género muy amplio con una gran riqueza en todos los sentidos y con una gran historia detrás: el son, el mambo, la pachanga, la salsa NY, el afro-orishas o el guaguancó son algunos de esos géneros que solemos agrupar bajo el paraguas de la “salsa”.

En general me gusta la música que dice algo, que transmite, y que tiene algo que contar.

¿Crees que el marco político actual va a ayudar o va a empobrecer la cultura?

Hasta donde alcanzo a saber, tengo entendido que la Consejería de Cultura como tal desaparece con el nuevo gobierno, y que habrá una especie de “Comisión de Cultura”, a modo de apéndice de otra Consejería. Esta Comisión queda en manos de un partido con nombre de diccionario. Me parece catastrófico, me parece indignante, me parece un atraso que en este nuevo Gobierno no se le dé a la Cultura el lugar que merece si esto termina siendo así. Así que a nivel Autonómico, la Cultura una vez más sale perdiendo, y todos y todas los que de una forma u otra nos dedicamos a ella también.
Dedicarse a las artes en este país se vuelve muchas veces una carrera de obstáculos.

¿Te gustaría contarnos cuáles son tus futuros proyectos?

¡Por supuesto! Tengo varios proyectos compositivos que están aún en proceso, pero actualmente me encuentro componiendo una obra inspirada en un cuadro del pintor ruso W. Kandinsky. 
Por otra parte, “Élan”, que es una composición para orquesta, ya ha comenzado a sonar. Estamos con los ensayos, y si todo va bien se estrenará en septiembre de este año. 

Espero poder asistir a su estreno pues. Para terminar, darte mil veces las gracias y hacerte una última pregunta, ¿eres feliz?

Cuando me hacen esta pregunta siempre me acuerdo de mi profesor de Filosofía de la Educación, que nos hacía pensar y reflexionar mucho acerca de este tema. Y él siempre nos devolvía la siguiente pregunta: ¿Qué es para ti ser feliz?

Basándome en esta reflexión, y contestando así a la pregunta, para mi ser feliz es, por una parte, poder dedicarme a aquello que me gusta y me apasiona, y poder transmitirlo a través de la educación y a través de mis composiciones. Creo que la felicidad no es un estado de perfección, en el que no existan problemas ni obstáculos, creo que la felicidad es ser coherente y fiel a una misma con lo que quieres vivir y con lo que quieres ser, cuidando y valorando todo aquello que tenemos, y  aceptando que siempre habrá situaciones que escapen de nuestro control. Así que, siguiendo estas premisas:  sí, soy feliz.

Muchas gracias por esta magnífica entrevista.

¡Muchas gracias a ti!


Chica Sombra

7 comentarios:

  1. Hola! No conocía a esta artista así que muchas gracias por dármela a conocer. La verdad es que estoy de acuerdo con ella, la música es fundamental.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Muchas gracias por compartir la entrevista, está muy interesante ^^
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo del poco valor terapéutico que se le da a la música, y todo lo bueno que puede aportar si se explota. Parece que lo terapéutico se reserva solo lo científico y químico...

    Qué curioso que se inspire en Kandinsky, es un autor algo complicadillo de entender jajaja

    besitos

    ResponderEliminar
  4. Interesantísima entrevista, me ha gustado mucho conocer en profundidad a la compositora, un lujo.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Mi otra gran pasión ademas de la lectura es la música, me ha gustado mucho la entrada. Gracias or compartir<3

    ResponderEliminar
  6. Thanks for sharing.I found a lot of interesting information here. A really good post, very thankful and hopeful that you will write many more posts like this one.
    ucbrowser.vip
    shareit.onl
    mxplayer.pro

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...