Una de cine: Nadie vive (2012)


Título original: No One Lives.
Año: 2012.
País: Estados Unidos.
Dirección: Ryûhei Kitamura.
Guion: David Cohen.
Reparto: Luke Evans, Adelaide Clemens, Lee Tergesen, Laura Ramsey, Lindsey Shaw, America Olivo, Derek Magyar, Beau Knapp, Gary Grubbs.

Género: Thriller/ Terror/ Slasher












Sinopsis:

La historia comienza con un hecho potente, descorazonador: catorce estudiantes han sido asesinatos durante una fiesta universitaria.
En la escena del crimen no se hallan indicios de una posible víctima llamada Emma Ward, la cual podría haber sido secuestrada, ya que es la hija de una familia muy adinerada. La única pista es una nota que ella misma deja grabada en los primeros metrajes con un pedazo de cristal mientras cuelga boca abajo de un árbol. El mensaje es esperanzador, “Emma sigue viva”.
Las siguientes escenas nos llevan a una situación bien distinta. Un grupo poco organizado se encuentra en una casa perpetrando un robo. A su líder, Hoag, e interpretado por Lee Tergessen (Monster, La matanza de Texas: el origen, serie para Tv La Purga), el asunto se le escapa de las manos cuando los propietarios de la vivienda regresan de manera inesperada y los pillan in fraganti. Flynn, un psicópata en potencia y parte de la banda, no duda en acabar a balazos con toda la familia sin darles tiempo ni tan siquiera a salir del vehículo. Tras semejante chapuza no les queda otra que escapar con las manos vacías antes de que llegue la policía.

De nuevo el argumento da un giro y nos encontramos a una pareja, Betty y un hombre del que desconocemos su nombre, apodado durante todos los minutos de metraje como el Conductor y que interpreta Luke Evans (El hobbit II y III, El sótano de Ma, Midway). Da la impresión que dicha pareja se encuentra pasando un fin de semana romántico y apacible con la única intención de desconectar de la rutina. Sin embargo, en una parada para comer algo, se toparán con el grupo de ladrones y todos sus planes cambiarán radicalmente en contra de su voluntad, provocando que la situación explote y se descontrole por completo.
A partir de aquí, la narración se tornará totalmente sombría y amenazadora. Hechos imprevisibles y de una importancia vital, harán que esta historia se tuerza hasta el punto de que todos y cada uno de ellos (por motivos bien distintos y que no os voy a desvelar) deban luchar para sobrevivir a una noche interminable.



Opinión personal de David P. Yuste:

Antes de comenzar, como siempre, me gustaría hacer mención a algún dato de interés sobre este film.
Como, por ejemplo, que en 2012, fecha en la que se estrenó, estuvo presente en el Festival de Sitges en la Sección oficial largometrajes a concurso. Además, añadir que esta película fue estrenada por primera vez en el Festival Internacional de Cine de Toronto.

Dicho esto, pasemos a separar la paja del trigo.

Lo primero que he de deciros es que es una película muy potente en varios sentidos. Primero porque es un thriller con pinceladas de terror y aroma a slasher, bastante salvaje. En él, nada de lo que se os mostrará será lo que parece. Violento, crudo, en ocasiones tremendamente explícito, pero inteligentemente desarrollado y de lo más hipnótico.
Por otro lado, está cargado de suspense, acción y con un implacable y totalmente desconocido Luke Evans como nunca lo hemos visto en otro film. De hecho, me ha recordado un poco, salvando las diferencias y la distancia entre la fecha de los estrenos, a Nicolas Cage en Mandy. Tiene ese punto retorcido, sorprendente, que se aleja de otros papeles que ha llevado a la gran y pequeña pantalla, y que le dan un toque especial a este largometraje.


Por otro lado, también quiero comentaros que esta hibridación me ha evocado gratamente a otras películas de la misma temática por la rudeza en el apartado visual, el uso de la cámara y su fotografía exenta de florituras. Algunos ejemplos muy destacables podrían ser Alta Tensión de Alexandre Aja, Parking 2 de Franck Khalfoun con un magnífico Wes Bentley en el rol del maníaco, o incluso a Big Bad Wolves, una película israelí sumamente interesante, y de la cual ya hemos hablado en esta sección.


En líneas generales, y para finalizar, debo confesaros que me ha parecido una película muy digna, entretenida y muy recomendable para los amantes de los thrillers y el terror sin prejuicios, y sin miedo a la sangre o la casquería.

Lo mejor: la brillante actuación de Luke Evans, totalmente dislocado, y la cantidad de giros que su director introduce a lo largo del film.

Lo peor: por decir algo, tal vez su escasa duración, y como buen amante del terror más sangriento, que no hayan sabido aprovechar y tirar más de imaginación para que algunas muertes fueran más truculentas.




Chica Sombra

6 comentarios:

  1. Parece rodada por Robert Rodríguez, de estas pelis suyas que empiezan bien y luego se le va la olla...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola! No conocía la película pero esta vez no me atrae mucho así que lo dejo pasar. Gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Quizás para un domingo por la tarde esté bien pero sin palomitas porque creo que va a haber sangre a raudales.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Por el género no es para mí aunque me plantearía verla por el protagonista, el actor me encantó en Drácula.

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...